Noticias

Junio y los maestros que partieron: Alfredo Del Mónaco, afectísimo (II)

“Del Mónaco era un tipo sincero, si algo no le gustaba lo decía y podía ser duro… o discreto. Premio Nacional de Música (1999) Del Mónaco obtuvo el IV Premio Iberoamericano de la Música Tomás Luis de Victoria, el llamado “Cervantes de la música”, en 2002: “originalidad e imaginación creativa”, entre otros potentes argumentos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *